Organizada por las catequistas de la capilla San Pedro, tuvo como lema “Familia Cristiana: Escuela de Misericordia”. La comunidad respondió de manera positiva a esta propuesta, siendo la primera vez que se realiza una jornada con estas características.

La jornada se desarrolló el pasado domingo 23 de octubre en el predio del Balneario Municipal donde participaron niños de catequesis de las distintas capillas y de la Parroquia Santa Rosa de Lima de Coronel Pringles en un clima de mucha alegría y de sentido de comunidad que comenzó a las 10 de la mañana con diversos juegos para los chicos.

Al mediodía se sumaron los papás para compartir un almuerzo a la canasta mientras los chicos degustaban de unas ricas hamburguesas. Minutos antes, el Grupo Misionero Karol se sumó a la jornada para dar cierre a la misión que realizaron el día sábado en el barrio de la capilla Virgen del Rosario de San Nicolás de Coronel Pringles.

Por la tarde continuaron los juegos y sorteos de libros cedidos gentilmente por la Editorial Claretiana que de esta manera se sumó a la jornada por el Día de la Familia que culminó con la celebración de la santa misa a cargo del P. Ernesto Mendiondo, al frente de la Parroquia Santa Rosa de Lima.

Sobre este encuentro, el P. Ernesto aseguró que “hemos sido colmados en aquello que nos hemos propuesto” donde “por ser la primera vez, estamos viendo los frutos y la alegría de compartir juntos en familia de fe este acontecimiento en el Mes de la Familia”.

En otra parte de la nota realizada por el programa radial Es por Cristo, el P. Ernesto destacó que “este tipo de cosas favorece a la cultura del encuentro” a la que el Papa Francisco nos pide que nos comprometamos y fomentemos como seguidores de Jesús. Dijo también que “el individualismo afecta el sentido de comunidad que no es solamente ir a misa el domingo, sino salir de nuestros esquemas y saber que somos una gran familia” donde “en este tipo de encuentros ponemos todo el potencial de lo que significa una fe de encuentro y comunitaria que nos está haciendo falta pero que estamos tomando conciencia” donde “en otras comunidades también de una forma u otra, tratan de realizarlo en otras comunidades, especialmente a través de los jóvenes con distintas iniciativas con la ayuda del Espíritu“.

Y aseguró que es posible una cultura del encuentro porque  “estas cosas, si las hacemos convencidos de que dejan un buen resultado espiritual, sumada a otras cosas que vamos a ir realizando, lo vamos a ir logrando”.