El sábado 28 de febrero terminó la primera parte de la misión de seminaristas en Pigüé.

En esta última semana continuó la visita a los hogares. Y, entre otras actividades, se realizaron una procesión por el barrio Murguía y un festival familiar con la participación de artistas de la ciudad y la zona.

Luego de la misa de clausura en la Capilla Santos Pedro y Pablo, se realizó un ágape a la canasta en el centro pastoral.