La comunidad católica de Coronel Pringles volvió a “vivir” en la tarde noche de este Viernes Santo la pasión y Muerte de Cristo a través del Vía Crucis viviente. Las 14 estaciones fueron recreadas por miembros de la comunidad.

El acompañamiento de numerosos fieles que, con velas en sus manos, siguieron con mucha emoción y devoción este Vía Crucis comenzó en la explanada del Palacio Municipal y continuó por la Avenida 25 de Mayo, siguió por la Avenida 9 de Julio hasta llegar a un predio cercano al ingreso a la ciudad el cual fue preparado especialmente para la crucifixión y sepultura de Jesús. Cada estación fue recreada con sus personajes que este año contó con algunos cambios en relación a los anteriores, como vestuarios, escenografías y una iluminación adecuada. En cada estación se realizaban distintas reflexiones, invocaciones y oraciones que eran compartidas con los numerosos fieles en un clima de silencio y recogimiento.

Por Guillermo Elcano