A los sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y todo el pueblo fiel

de la Arquidiócesis de Bahía Blanca

Muy queridos hermanos y hermanas:

Un saludo antes de partir hacia Roma para recibir de manos del Papa Francisco el “palio” como arzobispo de esta arquidiócesis. La entrega del mismo -Dios mediante- tendrá lugar al terminar la Misa de la Solemnidad de los Apóstoles Pedro y Pablo, “día del Papa”, el viernes 29 de junio.

El “palio” es el distintivo que portan los arzobispos en celebraciones litúrgicas de especial solemnidad; es un símbolo de la comunión que existe con el obispo de Roma, el Papa, y refuerza el compromiso que la Iglesia –en la persona del Santo Padre- quiere tener con todos y cada uno de nosotros: los arzobispos y el pueblo de Dios a nosotros confiado. Para el pastor de la diócesis, el palio no es un signo de poder ni de prestigio, sino de alabanza a Dios y de servicio y entrega a los hermanos. Este año Francisco entregará el palio a cinco arzobispos de la Conferencia Episcopal Argentina que iniciamos nuestro ministerio como titulares de diversas arquidiócesis a partir de julio del año pasado: Mons. Carlos A. Sánchez (en San Miguel de Tucumán); Mons. Sergio A. Fenoy (en Santa Fe); Mons. Marcelo D. Colombo (en Mendoza); Mons. Víctor M. Fernández (en La Plata) y quien les escribe.

Dios mediante, el palio será “impuesto” –tal es la expresión usada- por el Nuncio Apostólico de Su Santidad –Mons. León Kalenga Badikebele- en las iglesias catedrales de cada arquidiócesis; de ese modo el signo litúrgico se realizará con la presencia del pueblo fiel de cada jurisdicción eclesial. En este sentido los cinco arzobispos deberemos precisar las fechas de esta celebración teniendo en cuenta la agenda del Nuncio que llegará a la Argentina en estos días.

Durante mi estadía en Roma me alojaré en el Convento Santa Sabina, Curia general de la Orden de Predicadores (Dominicos); ésta ha sido mi comunidad durante los 16 años que he vivido en la capital de Italia. También espero tomar contacto con los diversos organismos de la Santa Sede vinculados al ministerio pastoral que me ha sido confiado y relacionado con las dos comisiones episcopales de la Conferencia Episcopal Argentina de las que formo parte.

Les pido me acompañen con sus plegarias ¡bello signo de comunión filial y fraterna! También yo los abrazo en la oración y la Eucaristía cotidiana. Sí, los abrazo en la Fe, la Esperanza y la Caridad … de modo particular ante las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo. ¡Sin dudas los tendré muy presentes en la Misa que -presidida por el Papa Francisco- concelebraré con él en la Plaza de San Pedro, como les decía, el viernes 29 de junio! Cuando me entregue el palio quisiera poder expresarle los sentimientos de cercanía y afecto de todos ustedes.

Los bendigo y les pido me bendigan mientras los encomiendo al especial cuidado de Nuestra Señora de la Merced, Madre amorosa que nos anima siempre a hacer lo que Jesús nos dice.

Bahía Blanca, 20 de junio, 2018

+Fray Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP

Arzobispo de Bahía Blanca