“Para mí, la radio es un medio como muy sagrado”

Así lo dijo el P. Mamerto Menapace al programa radial pringlense Es por Cristo, minutos antes de iniciar su charla por los 125 años del Colegio María Auxiliadora de Bahía Blanca.

Nota al P. M. MenapaceEl pasado sábado 17 de octubre, con motivo de celebrar sus 125 años de vida, el Colegio María Auxiliadora de Bahía Blanca organizó la charla “Encontrándonos con Mamerto Menapace”, la cual tuvo lugar en el teatro de dicho centro educativo, espacio que fue ocupado, en su totalidad, por jóvenes y adultos de esa ciudad y de la zona.

El programa radial Es por Cristo, emitido los viernes a las 19 hs por FM Transformación de Coronel Pringles, dialogó con el P. Menapace minutos antes del inicio de su charla, momento en que señaló que “siempre que me toca aportar algo en este medio para mi es como muy, muy sagrado porque con la radio uno entra a la intimidad de un dormitorio de un enfermo, de un comedor de una familia; y es un hermosa oportunidad de entrar en la intimidad de la casa, sobre todo cuando Cristo está de por medio de todo esto”, aseguró el P. Menapace.

También contó sobre su reciente encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano, más precisamente en la capilla de Santa Marta, resaltando que “lo más lindo fue concelebrar la misa con él, con mucha calma, con mucha simplicidad, una misa en italiano; sobre todo el momento en que pude comulgar el Cuerpo de Cristo que él había partido, beber del cáliz. Hace 50 años que soy cura, y esa experiencia de comulgar el Cuerpo de Cristo con la Iglesia, fue muy lindo. Después vino la foto, y todo lo demás”. Donde “el Papa me dijo «decime algo lindo que me haga reír; yo le conté un cuento y se mató de risa», nos relató con su habitual sentido del humor y sencillez este monje nacido en el chaco santafesino minutos antes de iniciar su charla en la que primeramente se centró en la importancia de la pareja, del único matrimonio querido por Dios conformado por un hombre y una mujer, del hogar, de la familia; y luego en el dolor ante la pérdida de un ser querido.

Que el buen Dios bendiga a este sacerdote y su gran apostolado de llevar el Evangelio de una manera distinta que nos conduce a Tata Dios.

Por Guillermo Elcano