El próximo sábado 20 de julio serán admitidos a las Sagradas Órdenes los seminaristas Ignacio Suárez, Zacarías Nievas, Kevin Martínez Díez y Marcelo Manuel Villar.

La ceremonia tendrá lugar en el marco de la celebración eucarística presidida por nuestro arzobispo, Fray Carlos Alfonso Azpíroz Costa OP, en la parroquia “Nuestra Señora de Luján” de Bahía Blanca (Juan Molina 751), a las 18 hs.

Se espera contar con la asistencia de fieles de sus comunidades parroquiales y de todo el pueblo arquidiocesano.

Algo sobre los futuros admitidos:

Ignacio Suárez tiene 24 años y es oriundo de Bahía Blanca. Pertenece a la Parroquia “Nuestra Señora de Luján”. Realiza actividad pastoral en la Basílica de Luján.

Marcelo Manuel Villar, tiene 43 años, es oriundo de Bahía Blanca. Pertenece a la Catedral “Nuestra Señora de la Merced”. Realiza actividad pastoral en la Basílica de Luján.

Zacarías Nievas, tiene 25 años y es oriundo de Punta Alta. Pertenece a la parroquia “San Pablo”. Realiza actividad pastoral en la Catedral de Mercedes.

Kevin Martínez Díez, tiene 23 años, es oriundo de Bahía Blanca. Pertenece a la parroquia “San José”. Realiza actividad pastoral en la parroquia “Sagrado Corazón”, de Junín.


¿Qué es la admisión a las Sagradas Órdenes?

La admisión a las Sagradas Órdenes constituye un paso previo a la ordenación. Se realiza cuando consta que el propósito de los aspirantes, apoyado en las cualidades necesarias, ha alcanzado suficiente madurez.

Con el rito de admisión, los candidatos al sacerdocio expresan públicamente su propósito de continuar formándose para servir a Cristo y a la Iglesia. Ésta, en la persona del obispo o un sacerdote delegado por él, acepta este propósito y los bendice.

En la actualidad, los seminaristas de la arquidiócesis de Bahía Blanca se forman durante ocho años en el seminario Santo Cura de Ars de la ciudad de Mercedes, y son normalmente admitidos a las Sagradas Órdenes en el sexto año de la formación.

Comprometemos nuestras oraciones por todos los seminaristas y las vocaciones a la vida consagrada.