El próximo 1° de marzo celebraremos el 32° aniversario de la partida a la casa del Padre de Maria Cecilia Perrín de Buide.

Esta celebración se da en el contexto del cierre de la fase diocesana de la causa de beatificación,  el pasado 20 de octubre en la Curia de la arquidiócesis  de Bahia Blanca,  en  la que el Arzobispo Mons. Guillermo Garlatti expresó

“… este es un momento muy importante para la Iglesia y para el Movimiento de los Focolares.

En los procesos de beatificación se insiste en que el modelo de santidad se difunda y sea conocido no solo por los cristianos, sino también por aquellos que no creen o que están lejos de la Iglesia… Pidamos a Dios que por la oración de todos y por intercesión de Maria Cecilia, Dios vaya también haciendo posible algún milagro”

Para celebrar este aniversario los invitamos a participar de la celebración eucarística que tendrá lugar ese mismo 1 de marzo en la Iglesia Catedral a las 19 hs.

Cecilia Perrín

María Cecilia Perrín, nació en Punta Alta, Buenos Aires, Argentina, el 22 de febrero de 1957. Hija de Angelita y Manolo Perrín, fue la tercera de cinco hermanos en el seno de una familia de profundas raíces cristianas.

El 20 de mayo de 1983, tras dos años de noviazgo, Cecilia contrajo matrimonio con Luis Buide. Al tiempo queda embarazada y viven  sumamente felices el iniciar su familia.

En febrero de 1984, le detectaron un cáncer irreversible. Los médicos consideraron la posibilidad de realizarle un aborto «terapéutico» para poder salvar su vida, pero ella se negó rotundamente por su férrea convicción cristiana, confiándose a Dios .

El camino estuvo lleno de momentos donde debe renovar su Sí a la voluntad de Dios privilegiando la vida que anida en ella como valor supremo. Un camino que recorrió cuerpo a cuerpo con quienes la acompañaron con  fe compartiendo la espiritualidad de Chiara Lubich fundadora del movimiento de los Focolares .

Con gran alegría el 17 de julio nace su hija  a quien brindó todo su amor maternal.

 Una de sus citas conocida es:

 «Hoy le pude decir a Jesús que sí. Que creo en su amor más allá de todo y que todo es Amor de Él. Que me entrego a Él «.

Cecilia falleció el 1 de marzo de 1985 a los 28 años .Sus restos  descansan en el cementerio de la Mariápolis Lía, en la localidad de O´Higgins, provincia de Buenos Aires, donde es visitada por cientos de personas.

Su lápida recuerda una frase  de sus escritos :

«Tus caminos son una locura, rompen mi humanidad pero son los únicos que quiero recorrer»

Su testimonio de paz y confianza en un amor más grande acompaña e  ilumina a muchos.

El 10 de noviembre de 2005 la Santa Sede declaró a Cecilia Perrín de Buide Sierva de Dios, dando así el consentimiento para que se inicie su causa de beatificación y canonización. Su proceso de beatificación se inició en febrero de 2007.

Su fama de santidad, su heroicidad en la entrega, su ejemplo de vida cristiana y muchas gracias que fueron escuchadas y concedidas, han hecho que se inicie su causa de canonización.

El 20 de octubre del 2016 tuvo lugar en la Curia de la Arquidiócesis de Bahía Blanca el acto de cierre de la fase diocesana de la causa de  su beatificación.

Es tiempo de dar a conocer su vida y recoger los frutos  que produce en las personas .

Pidamos la gracia de que interceda ante Dios por nuestras necesidades .